Detenido un hombre por tener más de 30 perros en un criadero ilegal y cortar sus cuerdas vocales

| |

En Vegas del Genil (Granada), la Guardia Civil ha detenido a un hombre de 44 años que disponía de un criadero ilegal con más de 100 perros de raza a consecuencia de ser acusado por maltrato y haberles cortado las cuerdas vocales a más de 30 de estos perros para evitar que ladren y que así no le pudieran encontrar.

Según el comunicado que ha dado la Guardia Civil, la detención ha sido hacia este individuo de 44, como responsable del criadero clandestino y también ha sido acusado de maltrato animal. Otro de los delitos cometidos fue que se hacía pasar por veterinario también, obviamente, sin serlo.

Esta investigación empezó durante el mes de septiembre después de que el Ayuntamiento de Vegas del Genil, denunció al Grupo de Voluntarios de Protección Animal de una venta ilegal de perros de raza, concretamente Pomerania ruso y Bichón maltes. Estas ventas las realizaban mediante las redes sociales.

Los vecinos habían escuchado ladrar a perros de raza pequeña

La investigación fue abierta por el Seprona junto a la Policía Local de Vegas del Genil, cuando los vecinos de un antiguo secadero de tabaco alertaron de los ladridos de muchos perros pequeños.

La Policía Local, los Guardias Civiles y un experto veterinario del Ayuntamiento, realizaron una inspección de la zona y encontraron el criadero de perros con más de 98 animales de diferentes razas. Entre los perros encontrados habían caniches, chihuahuas, Pomerania, bichón maltés y Spitz. Ellos aparentaban estar bien cuidados y disponer de una buena salud.

Tras seguir inspeccionando la zona, la Guardia Civil comprobaba que 34 de estos perros no podían ladrar a causa de haberles cortado las cuerdas vocales.

El detenido confesó que les cortó las cuerdas vocales

Del mismo modo, en la investigación, la Guardia Civil pudo comprobar que el individuo no disponía de licencia para criadero ni título veterinario.

Finalmente, el Seprona ha solicitado informes sobre le estado de salud de los perros al Colegio de Veterinarios de Granada y al veterinario que acudió al lugar de la detención.

El informe del Colegio de Veterinarios a expuesto que la cirugía realizada a los perros para eliminar sus cuerdas vocales precisaba de anestesia general y grandes conocimientos de cirugía y anatomía y que por lo tanto, al no se realizado por un veterinario con un fin terapéutico se considerará “intrusismo profesional y maltrato animal”

Además de todo esto, se realizó un examen mucho más profundo a 5 de estos perros de forma aleatoria donde pudieron comprobar con certeza que se les habían cortado las cuerdas vocales.

El individuo detenido responsable del criadero prestó declaración la semana pasada y quedó en libertad.

Anterior

Normalidad en el fútbol: la FIFA aporta un plan de alivio

Nace Envios.es ante el impacto de la transformación digital en la vida cotidiana

Siguiente

Deja un comentario